Social Media: Marketing Relacional y el Coolhunting (Herramientas)

lunes, 22 de noviembre de 2010

Marketing Relacional y el Coolhunting (Herramientas)

Analytické CRM
El marketing relacional es la actividad del marketing que tiene el fin de generar relaciones rentables con los clientes. Esto parte del estudio del comportamiento de los compradores en base al cual se diseñan estrategias y acciones con el fin de facilitar la interacción con los mismos y brindarles una experiencia memorable.

El CRM es una de las herramientas que se utilizan en el Marketing Relacional siendo muy útil para recolectar información de los consumidores y comunicar a los mismos los beneficios y soluciones que ofrece la empresa.

Esta tarea también comprende un cambio cultural dentro de la empresa donde toda acción se realiza centrada en el conocimiento del cliente. La estrategia puede alcanzar todas las áreas de la empresa lo cual se llama Marketing Relacional Integral.

Esta técnicas son también aplicables al desarrollo de proveedores y canales de distribución lográndose una mayor sinergia con los mismos, dentro de una relación win-win (ganar ambas partes).


El coolhunting es una nueva disciplina, que se ubica a medio camino entre el marketing, i+d, investigación comercial y la estrategia, que tiene como misión detectar hacia dónde se encaminan los gustos y preferencias de los consumidores para inspirar la innovación a nivel de producto, marca, comunicación y distribución.

- ¿Cómo se gestan y se difunden las tendencias de consumo?
- ¿Qué ventajas obtienen aquellas compañías que saben detectar con antelación lo que demandarán sus clientes en el futuro?
- ¿Se puede aprender a pronosticar las tendencias?
- ¿Qué debemos saber para conseguirlo?
- ¿Cómo podemos aprovechar la Web 2.0 y las redes sociales para detectar tendencias?

Internet es un aliado fundamental para el Coolhunting, una atalaya que ofrece vistas  privilegiadas sobre los cambios que tiene lugar en el consumo. Cualquier actividad que realizamos en Internet, incluso la más pasiva, como podía ser navegar de página en página, deja algún tipo de rastro.

A medida que aumenta el uso de Internet y se diversifican las actividades humanas que se llevan a cabo en espacios virtuales, va también ampliándose el abanico de posibilidades que nos ofrece. La disciplina que se centra en el uso de la información contenida en Internet para el estudio de la cultura recibe el nombre de netnografía, y su aplicación es cada vez más imprescindible en los estudios del coolhunting.

Los Coolhunters del 2011 pasarán más tiempo recabando indicios de tendencias en blogs, redes sociales o plataformas de microblogging que pateando las calles de los barrios más cool o ferias sectoriales, cámara y grabadora en ristre.

Es de sentido común que Internet no es un buen medio para conocer determinados segmentos de consumidor, como por ejemplo los seniors, las amas de casa tradicionales o los consumidores de clase baja. Su presencia en Internet es tan exigua, que debemos desconfiar de la representatividad de comportamiento de los que pocos lo utilizan. Sin embargo, esto no es óbice para que reneguemos de este medio totalmente para recabar información de estos targets. Una vía para anticipar a las tendencias pasa por observar y monitorizar las innovaciones que adoptan los trendsetters. Puede que éstos nos den las claves sobre lo que se hará el resto del colectivo pasado un tiempo. En otras palabras, para determinados grupos sociales, Internet no es el medio adecuado para conocer las modas, pero puede darnos información sobre las tendencias.

A continuación, presentaremos algunas de las aplicaciones y funcionalidades que Internet pone a nuestra disposición para la investigación y monitorización de tendencias y modas. Son recursos que han sido ideados con otros fines, pero que contribuyen a resolver de una manera eficaz varias tareas cotidianas de la actividad de rastreo y monitorización de información.

De cara a la exposición, hemos organizado los recursos en cuatro grandes grupos en función de los usos que les podemos dar. Algunos que ofrecen distintas opciones se mencionan en varios grupos.

1. Detección de tendencias y modas


Filtro social

 
Estos servicios nos muestran qué es popular o nuevo dentro de sus respectivas comunidades. Hay muchos otros servicios similares, así que los siguientes son sólo una muestra:
 

“Curados” por comunidades

 
Son similares a los servicios de filtro social, con la diferencia de que llevan detrás una comunidad específica que impulsa la distribución de historias. Una vez más, la siguiente lista es sólo una pequeña muestra:
 

“Curados” por personas

 
Los blogs dedicados a un tema concreto resultan estupendos para seguir temas en la red. Últimamente, los servicios de blogging ligero se han convertido en un modo sencillo de que individuos o pequeños grupos de personas realice un “curado” de información sobre un tema específico.
 

Agregadores / Portales

 
Estos servicios sirven para agregar o agrupar noticias y otras historias alrededor de un tema específico.
 

Información de mercado

 
Los siguientes son servicios de gestión de marca profesional que normalmente son de pago. La mayoría incluyen seguimiento de temas. He aquí una muestra…
 

Herramientas en español

 
Las herramientas de seguimiento más populares en español son las comunidades Menéame y Bitácoras. ¿Conoces alguna herramienta o agregador/comunidad en castellano más? Te invitamos a compartirlo en los comentarios.

  • Información de la actualidad: Google y Los lectores deciden...24 horas
  • Social Media: Menéame y Youtube
  • Comunidades y Redes Sociales musicales: Last.fm, Myspace, iMesh e Itunes
  • Redes Sociales: Facebook, Xing, LinkedIn, Orkut, Tuenti... y muchas más
  • Microblogging/Twitter: Tweetme

2. Investigación 2.0


En Internet contamos también con una segunda familia de recursos orientados al rastreo o investigación de indicios. Son aplicaciones que nos dan acceso a bases de datos que contiene información sobre los consumidores.

  • Addict-o-Matic: se trata de un buscador que nos permite estar al tanto de un tema en concreto obteniendo la información desde diferentes medios, desde medios digitales online, blogs, plataformas de almacenamiento multimedia, etc.


  • Google Insights for Search (Estadísticas de búsqueda). Con Google Insights for Search, usted puede comparar patrones de volumen de búsquedas a través de determinadas regiones, categorías, marcos de tiempo y propiedades.



3. Monitorización de tendencias


Además de poder detectar e investigar indicios de tendencias, en Internet también contamos con recursos para la monitorización; aplicaciones que nos permiten analizar qué pauta (estable, alcista o bajista) sigue un determinado fenómeno. Repasemos algunas de las que personalmente utilizo.
  • Google Trends for Websites, Alexa o Compete, sirven para monitorizar la evolución de la audiencia de una página web.
    Google continúa haciendo cada vez más herramientas y utilidades para los usuarios en Internet. De hecho, desde junio del 2008 tiene una nueva funcionalidad para Google Trends, Google Trends for Websites. Esta utilidad ahora no solo permite buscar información sobre las búsquedas en Google, sino estimar (y comparar) el tráfico de uno o más sitios, de manera similar a como lo hacen Alexa, Compete o Quantcast.
  • Trendpedia es una aplicación Web pensada para hacer un seguimiento y comparar las menciones en blogs. Twist hace algo parecido, pero explotando la base de datos de Twitter.
  • La herramienta Wikirank muestra en su página principal los 10 términos más buscados en la Wikipedia durante los últimos 30 días, además permite hacer un gráfico comparativo con los términos que decidamos buscar.
  • Tenemos otra herramienta llamada siteVolume. Ésta herramienta permite buscar los términos y la cantidad de veces que un término aparece en Digg, Myspace, Youtube, Flickr y Twitter, y compara la popularidad de hasta cinco palabras. Esta es otra vía para hallar temáticas populares.

 4. Identificación de prescriptores (passionistas, early adopters y trendsetters)



Internet es cada vez más un espacio de colaboración, participación e interacción entre todo tipo de perfiles, pero también es el medio de comunicación y expresión predilecto de los innovadores, early adopters, passionistas y trendsetters. Gracias a Internet es más fácil su identificación y seguimiento. Contamos con recursos que posibilitan esta tarea. Repasemos algunos ejemplos.
Recuerda que no sólo se trata de una medición cuantitativa, ya que en los Social Media lo cualitativo cobra mayor relevancia. Conviene mirar y analizar el tipo de comentarios y, en general, la recepción que ha tenido la audiencia. De esta manera se podrá medir la reputación, la influencia, el compromiso y la popularidad, entre otros factores.

Fuente para el artículo:

Coolhunting-El arte y la ciencia de descifrar tendencias de Víctor Gil Mártil (Editorial Empresa Activa)